La pastelería Ochiai gana el tercer Concurso Mejor Panettone Artesano de España

24/11/2018

 

El establecimiento barcelonés se ha impuesto en el certamen celebrado en Milán y organizado por la Escuela de Pastelería del Gremio de Barcelona

 

Viena Campos y Jordi Morell, de Ochiai

 

La pastelería Ochiai (Barcelona) ha ganado la tercera edición del Concurso Mejor Panettone Artesano de España, organizado por la Escuela de Pastelería del Gremio de Barcelona (EPGB). El certamen se ha celebrado hoy en Milán, cuna del panettone, bajo la atenta mirada de un jurado internacional compuesto, entre otros, por eminencias de la pastelería italiana.

 

Una treintena de inscritos de toda España han participado en el certamen. El jurado ha tenido en cuenta aspectos como la apariencia; el corte; el olor; la textura; el alveolado y el sabor. El premio incluye un talón por 1.000€ y un galardón identificativo.

 

El panettone ganador, elaborado por el equipo de Ochiai que dirige el pastelero Jordi Morelló, ha destacado por su frescura y jugosidad, así como su alveolado. La pastelería fue fundada en 1983 por el japonés Takashi Ochiai, quien se instaló en Barcelona en los años 80, tras formarse en diversos países de Europa. El dúo Ochiai-Morelló ya llevó al éxito a esta pastelería en 2013, cuando se impuso en el Concurso Mejor Croissant Artesano de Mantequilla de España. Morelló se formó en la EPGB y en la Escuela de Hostelería y Turismo de La Caparrella (Lleida).  

El concurso fue creado en el 2016 a raíz del auge en el consumo de este dulce durante los últimos años. El Gremio de Pastelería de Barcelona calcula que la venta de panettones se ha multiplicado por 10 en los últimos cinco años. De igual manera, se espera que continúe este crecimiento debido al hecho de que cada vez son más los pasteleros que elaboran panettones artesanales desde el otoño y hasta la primavera.

Un jurado internacional

El jurado de esta tercera edición desarrollada en las instalaciones del Swiss Corner de la ciudad italiana ha contado con la participación de verdaderos maestros locales de este dulce, como lo son Pierre Paolo Magni, Massimo Tutuani y Andrea Besuschio. También han formado parte del jurado el ganador de la edición pasada, Oriol Balaguer; el presidente del Gremio de Pastelería de Barcelona, Elies Miró; el presidente del Consejo de Dirección de la Escuela del Gremio de Pastelería, Pere Camps y el director de la revista Dulcypas, Alberto Ruiz.

 

 

El origen del panettone

No son pocas las leyendas e historias que hablan de los orígenes del panettone. Una de ellas ha situado al pastel en el año 1490, cuando un joven aristócrata llamado Ughetto Atellani de Futi manifestó el amor que sentía por la hija de un pastelero de Milan haciéndose pasar por un aprendiz. Así invento un pan azucarado con forma de cúpula con frutas confitadas y aroma de limón y toronja. Tan deliciosa resultó ser su creación que los milaneses comenzaron a acudir en masa a la pastelería a demandar el “pan de Toni”, ya que así se hacía llamar el “aprendiz” improvisado. De aquí dicen que proviene el nombre “panettone”.