La Guía Mejor de la Gastronomía en la 1ª Cumbre del Poder Gastronómico Madrid Fusión

26/01/2011
Madrid Fusión celebró ayer la primera "Cumbre del Poder Gastronómico", con la que ha querido rendir homenaje a las guías gastronómicas por su labor divulgativa y en la que han participado representantes de las publicaciones de referencia nacional e internacional.
En el acto, que ha culminado con la entrega de un reconocimiento por parte de Madrid Fusión a las guías gastronómicas participantes en el evento, los ponentes ha dado a conocer la realidad de un sector que afronta retos como las nuevas tecnologías o la convivencia con los cambios en el panorama culinario mundial.
El crítico gastronómico Rafael García Santos, de "Lo Mejor de la Gastronomía", ha remarcado que la restauración ha pecado de idealismo, al haberse creído al margen de las circunstancias, ya que "no todos los chefs son artistas, ni todos los ciudadanos gourmets".
Por parte de la "Guía Repsol", Pilar Márquez ha subrayado las principales exigencias que suponen editar las guías en nuevos formatos, con unos usuarios más "especializados" que demandan contenidos más "amplios y profundos".
Desde el punto de vista de la italiana "L'Espresso", Enzzo Vizzari ha destacado las posibilidades que ofrecen a las guías los nuevos soportes y que no cree que las nuevas tecnologías signifiquen una amenaza para las publicaciones tradicionales en papel.
Las dificultades del sector, con nuevos hábitos del consumidor -que opta más por el menú que por la carta-, editores con desafíos económicos para elaborar sus guías o la relación entre hostelería y restauración han centrado la intervención de Francisco López Canís, por parte de Gourmetours.
Como modelo alternativo, Tim y Nina Zagat ha presentado su guía, del mismo nombre, que recoge la opinión de los clientes de los establecimientos, que son los que ejercen las labores de críticos.
Contrariamente a esta "democracia de contenidos", Fernando Rubiato ha defendido las selecciones de establecimientos realizadas por Michelin, "en busca de la calidad" para satisfacer los deseos del viajero.
Desde un punto de vista más gastronómico, William Drew ha desvinculado la relación de "Restaurant Magazin" con los consumidores, pero ha puesto en valor su labor por promocionar "el sector en su conjunto y celebrar el arte culinario".
En un sentido similar, Luc Debanchet de "Carnet de Route", ha defendido que se planteen alternativas económicas a la "aburrida" alta cocina, gracias a las nuevas generaciones de chefs que aparecen en el mundo con propuestas gastronómicas más sencillas.
Sobre la guía "Gault Millau", Patricia Alexandre ha recordado que fue creada como una "caja de resonancia" de la revolución culinaria francesa del momento, y que ahora se plantea hacer lo mismo con los nuevos jóvenes valores de la gastronomía.
En un debate en el que se ha hecho alusión a la pérdida de la alta cocina, desde "Slow Food Editorial", Marco Bolasco ha pedido una mayor atención en la redacción de las guías gastronómicas sobre la cocina "tradicional" y las materias primas.
El punto de vista de la cocina asiática lo aportó KF Seetoh, de la guía "Makansutra", quien ha iniciado a los asistentes en el valor de la gastronomía de Singapur, gracias a la contribución de la cocina popular y los "sabores de la calle".