IV PREMIOS DE GASTRONOMIA “CASTILLA Y LEÓN”

06/03/2017

 ACADEMIA CASTELLANO Y LEONESA

DE

GASTRONOMIA Y ALIMENTACIÓN

 

Restaurante Lera, Pilar Pedrosa, Julio Delgado, Bodega José Pariente, Botillo del Bierzo, Joselito, Oliduero “Primera Prensada” y Mención Especial de la Academia para Pascual Herrera, en esta cuarta edición de los Premios de Gastronomía

Reunido el pasado sábado 4 de marzo en el Hotel Meliá Recoletos de Valladolid, el Jurado nombrado por la Academia y compuesto por Nieves Caballero, Gabriel Argumosa, Fernando Franco, Elena González- Santacana, Isabel López, Consuelo Miñana y David Alburquerque bajo la presidencia de Julio Valles y actuando como Secretaria Inma Cañibano, acordó que, entre las numerosas candidaturas presentadas, que los premios se otorgarían a las siguientes:

- MEJOR RESTAURANTE: “Lera”, Castroverde de Campos (Zamora)

- MEJOR COCINERO: Pilar Pedrosa, Restaurante “Estrella del Bajo Carrión”, Villoldo (Palencia)

- MEJOR SERVICIO DE SALA: Julio Delgado, Restaurante “El Almacén” (Ávila)

- MEJOR BODEGA: José Pariente, La Seca (Valladolid)

- MEJOR PRODUCTO AGROALIMENTARIO: Botillo del Bierzo, I.G.P. (León)

- MEJOR INDUSTRIA AGROALIMENTARIA: Joselito, Guijuelo (Salamanca)

- REVELACIÓN GASTRONÓMICA: Oliduero “Primera Prensada”, Medina del Campo (Valladolid)

-MENCIÓN ESPECIAL: Pascual Herrera, por una vida dedicada al vino.

Muy difícil tuvo el jurado elegir entre tantas y tan buenas candidaturas como se presentaron, sobrepasando con mucho las de años anteriores, lo cual quiere decir que los Premios que otorga esta Academia no sólo se están afianzando en popularidad y prestigio, sino también que la Gastronomía y la Alimentación gozan de un estado de salud envidiable.

Las candidaturas se han presentado por parte de colectivos, asociaciones y profesionales del sector y, naturalmente, también por los miembros de la Academia. Todas ellas venían avaladas por argumentos de peso y extensa documentación.

Tras estudiar y discutir cada una de ellas, estas fueron las razones que inclinaron la balanza en favor de las elegidas:

“Restaurante Lera” Una familia y un equipo que son una referencia imprescindible en el mundo de la gastronomía. Desde su rincón de Tierra de Campos llevan décadas siendo un faro del buen hacer, de la tradición y la creatividad, que guía a peregrinos culinarios en busca del placer de sus platos. Todos sus esfuerzos, la lucha, el trabajo, la formación y las inversiones realizadas durante estos años les han traído a este reconocimiento del que gozan en la actualidad, tanto por los amantes como por los profesionales de la buena cocina.

Pilar Pedrosa es el alma mater, el principio y el hilo conductor de la Estrella del Bajo Carrión. Representa el espíritu de la familia y la importancia de saber transmitir las tradiciones, pero, al mismo tiempo, haber sabido inculcar en su hijo Alfonso Fierro la necesidad de formación e innovación para caminar con paso firme hacia el futuro. El Villoldo de Madrid o La Barra del Villoldo en Palencia plasman que lo ha conseguido.

Julio Delgado ha sido reconocido con galardones como la Nariz de Oro, ya en el año 1996, cuando ni el vino ni la sumillería ocupaban el lugar preferente que ocupan en la actual restauración. Fundador junto con su esposa de El Almacén en 1991, ha ido llenando la bodega de su establecimiento con una fantástica selección de vinos y licores que mima, cuida y da a conocer. Soportando firme los buenos y los malos vientos de la economía, es un ejemplo del buen hacer en la sala.

Bodega José Pariente Mª Victoria Pariente, desde la fundación de su bodega en la D.O Rueda, ha sabido mantener los pies en la tierra, ser fiel a sus raíces y dotar de elegancia y carácter propio a sus elaboraciones. Armada con el conocimiento y la experiencia, el tiempo transcurrido desde sus comienzos en la Estación Enológica, su labor en la viña, el vino o la gestión y el manejo empresarial, han fraguado finalmente en esta bodega admirable y ya consolidada.

Botillo del Bierzo es un producto absolutamente característico que viene alegrando las mesas desde tiempos inmemoriales y que ha conseguido que baste su nombre para que rápidamente se identifique su procedencia. La creación de una marca de garantía que controle y proteja la calidad y las características tradicionales del producto ha venido a rubricar su relevancia.

Joselito Cinco generaciones y más de cien años de experiencia han conseguido que esta marca vaya en productos que son valorados en los mejores restaurantes de nuestro país y lleva el nombre de Guijuelo abriendo las puertas de la gastronomía de calidad por todo el mundo. Una trazabilidad que va desde la genealogía de los animales a las dehesas en las que pastan, unos continuos controles de calidad y una constante inversión en investigación e innovación hacen de esta casa una empresa modelo.

El aceite de Oliduero “Primera Prensada” no es uno más de los productos con los que nos sorprende el Grupo Matarromera. No les bastaba con hacer también aceite, tenían que tratar de hacer el mejor y para ello dedicaron años de investigación hasta conseguir un producto de unas maravillosas propiedades analíticas y organolépticas. Su presentación va acorde con el contenido, un frasco joya que rompe con cualquier diseño clásico.

Pascual Herrera, por una vida dedicada al vino y no necesitamos añadir nada más, porque a nadie vinculado al mundo de la viña y el vino le es ajeno ni su nombre, ni su entrega a nuestra tierra, a ese Duero que tanto amó y que nos une a la nueve provincias con el mar.