Encierro de Cebones en el Centro de Soria

24/01/2011
El restaurante Virrey Palafox de El Burgo de Osma, dentro de su programación cultural "Más que cochinos", paralela a la celebración de sus jornadas de la matanza del cerdo, llevó ayer al centro de Soria un particular encierro de cebones, una tradición que se celebrada hace más de dos siglos en la villa episcopal.
Este acto, que ha sorprendido a los viandantes del centro urbano de Soria, ha servido de homenaje póstumo a Miguel Moreno, quien fue el primer mantenedor de las jornadas rito-gastronómicas de la matanza y que falleció el pasado 20 de octubre. Armando García, segundo mantenedor, ha recordado hoy que en 1771 se corrían cebones en El Burgo de Osma (Soria), una tradición que fue prohibida un año después por la Corporación burgense de aquella época porque "la carne se estropeaba".
El investigador José Vicente Frias encontró en los archivos del Ayuntamiento de El Burgo de Osma un documento municipal donde se argumentaba la prohibición del encierro de cebones en los perjuicios que se ocasionaban en la posterior venta de carne de los animales.
El encierro de cebones, escenificado hoy en Soria por una veintena de niños ataviados con los típicos blusones matanceros y que conducían cuatro cerdos de cartón-piedra al son de la música de gaita y tamboril, se ha celebrado con anterioridad dos veces en El Burgo de Osma y una en Aranda de Duero.
El encierro, patrocinado por la Caja Rural de Soria, ha pasado por la casa de la viuda de Miguel Moreno, en cuyas puertas se ha honrado su recuerdo. Al finado se le hizo la promesa de traer este acto en su muy querida ciudad de Soria. Este acto forma parte de la programación cultural "Más que cochinos", organizada por el restaurante Virrey Palafox.
La programación también incluye, coincidiendo con las jornadas rito-gastronómicas de la matanza, concursos de escaparates matanceros y del mejor torrezno del mundo así como música y exposiciones.
                                                                                                                                                        
                                                                                                                                                          EFE