BALANCE SIRHA 2017: UNA EDICIÓN DE RÉCORD

03/02/2017

 La participación internacional se incrementó en un 17%, alcanzando los 29.778 visitantes que disfrutaron de las conferencias, presentaciones y eventos

 

La XVIII edición del Salón Mundial de la Restauración y la Hostelería (SIRHA), celebrado en la ciudad francesa de Lyon del 21 al 25 de enero, ha batido todos los récords de asistencia, acogiendo a 208.000 profesionales. Un 10% más que en 2015, de los cuáles 25.469 eran chefs. Uno de los aspectos más relevantes de esta gran cita, que reúne cada dos años a los profesionales del Food Service, ha sido el meteórico aumento de la participación internacional, un 17% más que en la pasada edición.

 

Durante cinco días, SIRHA ha acogido en 42 pabellones, 28 internacionales y 14 regionales, a un total de 2.984 expositores y marcas que han presentado 750 nuevos productos y servicios desplegados en los 132.000 m² de superficie de esta gran cita internacional, que en 2019 se ampliará gracias a la construcción de una nueva sala que supondrá 9.000 m² adicionales.

 

Además, la Feria ha acogido tres concursos culinarios más que consolidados como lo son el Bocuse d’Or, el certamen gastronómico más reconocido del mundo que este año celebraba su trigésimo aniversario, la Copa del Mundo de la Pastelería, que cumplía 15 años, y la Copa Internacional de Catering, cuya final tuvo lugar el pasado 20 y 21 de enero y que en ediciones anteriores dejó a España en muy buen lugar.

 

 

Bocuse d’Or:

 

Por primera vez en los 30 años de historia de este exigente certamen culinario, Estados Unidos logró demostrar su supremacía tras superar la prueba de cocina limitada a 5 horas y 35 minutos venciendo a los otros 24 países participantes. El Bocuse d’Or de Plata y los 15.000 euros de premio han sido para Noruega, representada por Christopher William Davidsen y Havard Werkland. Islandia, representada por Viktor Andresson y Hinrik Larusson, ha obtenido el Bocuse d’Or de bronce y 10.000 euros de premio en metálico.

 

Para esta edición, los chefs tenían que elaborar un Pollo de Bresse con marisco, un plato inmensamente valorado en Francia tanto por su sabor como por la textura de su carne además de un segundo plato totalmente vegetal. Ambos fueron preparados con extraordinaria maestría por el chef neoyorkino Mathew Peters (Restaurante Per Se) quien se alzó con el Bocuse d’Or y un premio de 20.000 euros en metálico. Los tres ganadores tendrán asimismo el enorme privilegio de entrar a formar parte de la prestigiosa Asociación de ganadores del certamen.

 

 Dentro del Bocuse d’Or se entregaron adicionalmente varias distinciones especiales. Francia obtuvo el premio al mejor plato vegetal, Hungría al mejor plato especial y como mejor participante, Australia obtuvo el galardón a la mejor campaña de promoción y el premio a mejor ayudante de cocinero se lo llevó el francés Benjamin Vakanas.

 

 

Copa del Mundo de la Pastelería:

 

En la decimoquinta edición de la Copa del mundo de la Pastelería el oro ha sido para el equipo francés, compuesto por Etienne Leroy, Bastien Girard y Jean-Thomas Schneider,  que ha recibido 21.000 euros en metálico y la medalla de oro. La plata, en esta ocasión, ha recaído en los japoneses Takahiro Komai, Yoshiaki Uezaki y Takao Yamamoto, que junto con la medalla correspondiente, han obtenido 12.000 euros.

 

En tercer lugar, el conjunto suizo, integrado por Cédric Pilloud, Jorge Cardoso y Jean-Baptiste Jolliet, obtuvo el trofeo de bronce y 6.000 euros como recompensa. Por otra parte, Estados Unidos se alzó con el premio especial al mejor hielo esculpido, Corea del Sur con distinción al mejor chocolate y Reino Unido al mejor azúcar, Chile a mejor campaña promocional, Suecia con la recompensa a la mayor innovación, Francia obtuvo el reconocimiento de la prensa y Egipto el de mejor participante.

 

La Copa Internacional de Catering:

 Tras dos días de intensa competición y 20 horas de pruebas, el equipo suizo, representado por David Alessandría y Julien Gradoz, se alzó con el Trofeo de Oro y con el título a Mejor Copa del Catering Internacional, seguido por el equipo francés que obtuvo la plata y por Singapur a quien correspondió el trofeo de bronce.

 

Los suizos se llevaron también 8.000 euros de premio mientras que el equipo francés, representado por Sébastien Zozaya y Yoann Fournier, fueron obsequiados con 4.000 euros. El tercer puesto fue para Patrick Heuberguer y Brandon Wei Khong Foo de Singapour que fue obtuvieron 2.000 euros.

 

Además de los trofeos de oro, plata y bronce, se repartieron diversos premios especiales que quedaron de la siguiente manera: los vietnamitas se alzaron con el premio especial por el mejor plato de pescado, el equipo italiano se llevó una distinción especial al mejor plato elaborado con cerdo, el galardón a mejor postre se lo llevó Luxemburgo y el premio al mejor proveedor de catering fue para el equipo canadiense.