Alberto Ferruz y Kiko Moya, un maridaje de estrellas para Dolia 2017

08/06/2017

 El Auditori Teulada Moraira ha viajado al corazón del centro de Alicante para presentar a los chefs de la VII edición de Dolia, Muestra de Enoturismo y Gastronomía, en la que este año toman el testimonio dos cocineros avalados con dos estrellas Michelin cada uno Alberto Ferruz, del Restaurante BonAmb de Xàbia, y Kiko Moya, de L´Escaleta de Cocentaina, quienes el 2 de septiembre fusionarán la cocina de costa e interior.

Una presentación, que ha tenido lugar en la sede de la DOP Vinos de Alicante, uno de los espacios donde día a día trabajan para poner en valor uno de los productos con calidad agroalimentaria más consolidado dentro del marco de nuestra geografía, y donde han compartido mesa el diputado de Promoción Turística, Eduardo Dolón, el alcalde de Teulada Moraira y presidente de la Fundación CV Auditori TM, Carlos Linares, el presidente del Consejo Regulador de la DOP Vinos de Alicante, Antonio Miguel Navarro y los chefs de Dolia 2017, Alberto Ferruz y Kiko Moya.

Esta VII edición de Dolia llevará el sello de Essència consolidando todo el trabajo realizado durante este tiempo. Un proyecto que surgió desde el Auditori Teulada Moraira hace siete años centrando su mirada en la preservación del territorio, paisaje y gastronomía y abanderado por uno de los productos por excelencia de la comarca de la Marina Alta, la uva de moscatel de Alejandría.

Durante estos años esta Muestra ha trabajado algunos de los productos con calidad agroalimentaria haciendo un homenaje a la gastronomía de todo el territorio de la Comunitat Valenciana, ya que tenemos un mapa gastronómico de gran valor y, desde el Auditori Teulada Moraira, se ha querido trabajar, defender y mostrar. Este año siguiendo esa dinámica el producto escogido son los Cítricos Valencianos, Indicación Geográfica Protegida (IGP).

Además, desde Dolia se quiere acercar, un año más, a nuestra cultura gastronómica y patrimonial haciendo servir la cocina como alma del territorio, porque cada año nos sentimos más reforzados y con más obligación de mostrar lo que somos, de donde venimos y hacia donde vamos, ha subrayado Carlos Linares, quien ha señalado que estamos en esa dirección y prueba de ello es el reconocimiento del galardón obtenido a Dénia por la UNESCO como Ciudad Creativa de la Gastronomía a través de su proyecto “Tastinglife”.

Todo ello ha sido posible gracias al trabajo en conjunto de productores, agricultores, pescadores e industrias auxiliares de la cocina, que junto a los cocineros y restauradores de nuestro territorio buscan una cocina de calidad en la gastronomía, un hecho importante en el que Dolia quiere servir como escenario para dar esa visibilidad con la participación de reconocidos chefs de la CV.

Estos valores junto a la innovación, tradición y la gastronomía se fusionarán en un marco idóneo como es el de Auditori Teulada Moraira, un espacio adecuado para la presentación de una cocina creativa e imaginativa entendida como expresión de identidad del territorio y el paisaje.

 

Dos cocineros de excepción

 

Una Muestra, ha avanzado el presidente de la Fundación CV Auditori Teulada Moraira, que contará con dos chefs Dolia de excepción. Dos cocineros que nos mostrarán su trabajo diario donde se hablará de innovación a través de la tradición. Un viaje sensorial que nos recordará de donde venimos y hacia donde vamos.

 

Dos grandes de nuestra gastronomía, con un trabajo diario diferente, pero con un concepto que les identifica y les relaciona, y que con este Dolia, Essència, se buscará esa fusión entre la cocina de interior y costa. Conceptos que se han ido trabajando a lo largo de las pasadas ediciones por separado y que para esta edición tan especial se unificarán.

 

El cocinero Kiko Moya, que es su segunda participación en Dolia, ha comentado que el pasado año “se emocionó el ver como desde el Auditori Teulada Moraira se acercaba la alta restauración a la gente para que pudiera ver nuestro trabajo desde la raíz, porque más allá de nuestros egos, defendemos el producto, el territorio, el paisaje.. Y todo esto, que un Auditorio se llene con vecinos me pareció fascinante. Todo mi elogio a la organización por su sensibilidad”.

 

Según Moya, “hasta septiembre hay un mundo, pero hoy es la primera piedra que se construye”, donde el chef ha optado por la pericana, “un plato que define, distingue y habla del interior de Alicante por su sabor y sencillez en cuanto a los ingredientes, que cobran sentido a través de la llama”.

 

Para Alberto Ferruz,  “la esencia de la cocina está en lo local, en los pequeños productores, que son los grandes protagonistas de nuestra cocina y que poca gente habla de ellos. Por ello, en Dolia lo que voy a intentar transmitir es que hay mucha gente que trabaja duro para que en nuestra cocina tengamos los mejores productos y dar esa visibilidad que merecen, porque los restaurantes somos una ventana abierta al mundo”.

 

Para la ocasión, el chef ha escogido para maridar la propuesta de Moya un cóctel muy mediterráneo elaborado con vermú de Teulada, fondillón y hierbas de costa, chalota de mar, hinojo marino, verdolaga y con un toque de cítricos valencianos. Un encuentro entre mar y montaña que recobrará vida en el Auditori Teulada Moraira el próximo mes de septiembre a través de sus creaciones culinarias que nos transportarán a un Dolia con una esencia especial.

 

En el mismo marco tan privilegiado, la presidenta de la Bodega Sant Vicent Ferrer de Teulada, Paquita Oller, ha dado a conocer un nuevo vino llamado Dolia, en homenaje a esta Muestra. Un moscatel seco elaborado al cien por cien con la variedad de uva de moscatel de Alejandría, con toques afrutados, vendimiado en la luna llena de septiembre y filtrado en luna llena de mayo. En total, ocho meses en barrica y 750 litros de producción en esta primera fase experimental.

 

Con esta primera puesta de largo arranca Dolia, Essència 2017, una jornada que se complementará con un amplio programa que se irá desgranando en breve.