Abre las puertas El Bulli de bolsillo

12/01/2011
Los Adrià inauguran una 'snackería' de ambiente cinéfilo en el Paralelo

Profiteroles de grosella negra y yogur, pistachulines de yogur, ostras con menta y fingerlime... Un hombre sentado en la barra fotografiaba ayer con deleite antes de engullirlos con igual placer estos pequeños snacks que Albert Adrià le iba sacando de la cocina aliñados con comentarios sobre los ligeros cambios que ha realizado en relación a los que preparaba en el restaurante elBulli. Son prácticamente los mismos, dice, pero adaptados a una coctelería: "En elBulli eran para abrir la comida y tenían que ser más potentes, como una película de James Bond". Pero solo los paladares más entrenados reconocerán la diferencia porque puede decirse que, efectivamente, elBulli, que en su versión de Cala Montjoi inicia hoy su última temporada con las reservas completas, ha aterrizado en la avenida más canalla de Barcelona.
"En las coctelerías sirven aperitivos para acompañar, aquí es al revés"
Lo que ayer abrió sus puertas al público es el 41º, una coctelería de ambiente cinéfilo, y en unas tres semanas abrirá el Tickets (www.ticketsbar.es), un bar de tapas que contará con cinco barras. Ocupan un amplio local de 400 metros cuadrados en lo que era un antiguo concesionario en la parte alta del Paralelo, un poco alejado de la zona de teatros, pero tampoco tanto como para que no sea un agradable paseo. "Hemos abierto primero el 41º porque su concepto gastronómico estaba más trabajado y además las obras se habían acabado", comenta Juan Carlos Iglesias, uno de los tres hermanos propietarios del popular restaurante barcelonés Rías de Galicia que se han asociado con los hermanos Adrià para poner en marcha este proyecto en el que aunan creatividad con precios populares. "Creo que el impacto será trascendente", señala. "Normalmente en las coctelerías sirven aperitivos para acompañar, aquí es al revés. Esto es una snackería en la que te damos bebidas para acompañar".
De momento, explica Albert Adrià, es una selección de los más famosos que se sirven en elBulli, a precios de entre 2,10 y 4,90 euros la unidad (los cócteles a 12 euros), pero en el futuro quiere ir experimentando junto a los cocteleros, con Marc Álvarez al mando, para crear nuevas bebidas y nuevos bocados que los acompañen. "Es poner un trozo de elBulli en el centro de Barcelona, no es una imitación, pero a la larga le quiero dar una entidad propia. El problema es que dentro de tres semanas tengo que pasar al Tickets y por esto hay ahora tanta gente en la cocina poniéndolo en marcha", comenta el pequeño de los Adrià, que es consciente de que cuando abran el bar de tapas no tendrá tiempo de respirar. "Me gustaría tener tiempo de hacer pruebas, pero se que nos exigirán lo máximo desde el principio", comenta resignado.
La coctelería, perdón, snackería, tiene capacidad para 37 personas. "Es el complemento sofisticado al Tickets, que será más asequible", dice Iglesias. "La creatividad aplicada al snack no tiene límites, en el Tickets en cambio la vamos a contener. Pero no habrá croquetas. Serán tapas modernas ligeramente sofisticadas".
                                                                                     CATALINA SERRA - El País, Barcelona - 12/01/2011