Nace Lena, un nuevo concepto de sidrería gastronómica

05/07/2018

 

La última e innovadora apuesta del chef Jaime Uz –que ya cuenta con una estrella Michelin y un sol Repsol en su restaurante Arbidel- acaba de abrir sus puertas en el corazón de Villaviciosa

 

Su carta ofrece una visión renovada de los clásicos asturianos y cuenta con una bodega realmente única, ya que alberga decenas de sidras que se pueden disfrutar escanciadas, en copa, servidas de grifo e incluso en cóctel

 

Asturias, julio de 2018. En Villaviciosa ha irrumpido un concepto nuevo: una sidrería gastronómica con una personalidad única. Se llama LENA (Cervantes, 2. Villaviciosa. Tlfno. 984 83 31 97. www.sidrerialena.com) y es la nueva e ilusionante apuesta de Jaime Uz, chef del restaurante Arbidel -una estrella Michelin y un sol Repsol- y la empresaria kuwaití Soha Nassahat: una atractiva vuelta de tuerca a la sidrería tradicional, pero sin perder su esencia.

 

La profunda pasión de Jaime por los sabores de la tierra ha alcanzado en LENA una nueva magnitud. Apuesta por una cocina muy cuidada y original en la que tiene protagonismo el producto de cercanía. Su atractiva carta incluye versiones renovadas de clásicos de la sidrería de siempre.

 

 

Para acompañar las propuestas gastronómicas cuenta con una bodega realmente única. Y es que en ella se pueden encontrar vinos, cavas y champagnes, sí, pero lo que realmente la convierte en un caso excepcional es que alberga más de 20 sidras de la DOP Sidra de Asturias y también otras nacionales e internacionales traídas de distintos puntos del mundo.

 

Unas son para escanciar, otras son de nueva expresión, otras se sirven de grifo –como suele hacerse en Inglaterra o Irlanda- y otras... ¡incluso en cócteles! Sin duda un lugar de culto para esta bebida que, se cuenta, ya enamoró a griegos y romanos.

 

Lena cuenta con una divertida y ajetreada barra donde poder disfrutar de la sidra al estilo tradicional –escanciada- y desde donde se ve el cocedero de marisco donde se cocinan las hermosas piezas elegidas por el comensal (centollo, bogavante, nécoras...).

 

Asimismo, dispone de una zona para “espichas” (comida o cena informal donde se abre o “espicha” un tonel de sidra y se disfruta de comida tradicional asturiana), donde se encuentra una parrilla vista y los clásicos toneles desde los que se escancia directamente la sidra.

 

En el salón, más tranquilo y sosegado, se pueden degustar platos con ese giro que los hace tan especiales: el delicado Guiso de callos de bacalao y cangrejo de concha blanda; la exquisita Panceta, melosa y rustida, y setas; los sabrosos Langostinos fritos con crema de zanahoria y comino o el magnífico Chuletón de vaca vieja que se prepara en la parrilla que alberga este restaurante.  U otros que han llegado directamente desde Arbidel, como el Bocarte relleno de Cabrales y vinagreta de manzana. Y, para terminar, dulces como la deliciosa Tarta de queso cremosa y helado especiado.

 

No hay duda de que LENA se va a convertir en uno de los imprescindibles de la temporada. Esta moderna y acogedora sidrería gastronómica tiene capacidad para 100 personas repartida en distintas salas y 40 en la terraza.

 

El precio medio de la carta es de 30€ y el horario de cocina es de 13.30 a 16.00 y de 20.00 a 23.30. Cierra las noches de los lunes y el martes día completo, excepto del 1 de julio al 15 de septiembre que estará abierto todos los días y la cocina funcionará de forma ininterrumpida de 13.3h a 23.30h.